Los frutos de la naturaleza convertidos en sustancias que destruyen al ambiente y al hombre

A lo largo de los años, los seres humanos han sido capaces de modificar el medio ambiente con sus actividades, gracias a sus peculiares capacidades mentales y físicas han logrado alterar el medio ambiente para adaptarlo a sus necesidades.

Desde que los seres humanos se hicieron sedentarios y comenzaron a practicar la agricultura, hace más de 8 000 años, han venido seleccionando los cultivos que producen, tomándolos primero del mundo silvestre y domesticándolos después a través de la agricultura. Los primeros agricultores no sólo elegían las plantas que prosperaban, sino también las que mostraban mayor resistencia a las variaciones del clima, a las plagas y a las enfermedades. Las poblaciones de plantas escogidas por estos agricultores hoy forman la base de los cultivos alimentarios del mundo.

Pero fue con el incremento de la población que aparecieron problemas más significativos, pues se fue dando un avance tecnológico.

Este rápido avance tecnológico producido tras la edad media se ha ido desarrollando desde la Revolución Industrial, que trajo consigo el descubrimiento, uso y explotación de los combustibles fósiles, así como la explotación intensiva de los recursos minerales de la Tierra y descubrimiento de la productividad agrícola con la famosa revolución verde. Fue con la Revolución Industrial cuando los seres humanos empezaron realmente a cambiar la faz del planeta, la naturaleza de su atmósfera y la calida de su agua, fue cuando los alimentos comenzaron a convertirse en especies valorada que enriqueció a mucho pero que poco a poco ha ido acabando con el mundo.

A partir del año 1960 a 1990  se produce un auge en la productividad agrícola en el mundo en desarrollo, llamado revolución verde. En esos decenios, en muchas regiones del mundo, especialmente en Asia y América Latina, la producción de los principales cultivos de cereales (arroz, trigo y maíz) se duplicó con creces. También aumentó mucho la producción de otros cultivos, llamando a esta agricultura como moderna.

La agricultura moderna implica la simplificación de la estructura ambiental de vastas áreas, reemplazando la biodiversidad natural por un pequeño número de plantas cultivadas y animales domésticos.

El resultado neto de la simplificación de la biodiversidad para propósitos agrícolas es un ecosistema artificial que requiere de una constante intervención humana. En la mayoría de los casos, ésta intervención ocurre en la forma de insumos (agro tóxicos, fertilizantes químicos, etc), los cuales, además de aumentar los rendimientos (en el corto plazo), son los que en la actualidad pueden contribuir con el deterioro del ambiente y del ser humano, convirtiendo las producciones en venenos letales a mediano y largo plazo.

Ahora queda en nosotros pensar si ¿Estamos consumiendo productos sanos para nuestra salud?

Luisa Mesías Zambrano

Agroecoloca

30/08/2011

One Response to Los frutos de la naturaleza convertidos en sustancias que destruyen al ambiente y al hombre

  1. Atira dice:

    Mi hermano me recomendo esta pagina y el estaba en lo cierto. Esta pagina me gusto mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>